Archivo de la categoría ‘Imaginarium’

Late…

flor-55

Movimiento constante es eso de la vida.
Vivir ese instante en que el corazón late,
a pesar de nosotros, aún con nosotros.

Respirar, sin pensar, sin pensarlo.

Amor, odio, franqueza, vileza…

A pesar de nosotros.
El corazón late.

 

 

Buscador de sombras…

buscador-de-sombras

 

Melquiades Cie´n era un hombre cuyo oficio consistía en buscar sombras.
Melquiades, jamás encontró la suya…  (ac)

Historias, cuentos y Genios embotellados…

 

genio-en-botella

 

«»Fascinación por las palabras proscritas  por los lenguajes secretos. Por las jergas que cada idioma deja de lado en sus diccionarios como los sindicatos dejaron de lado a los parados. La jerga del barallete que hablan los afiladores de Orense, y el lenguaje del bron de los caldereros de Miranda, en Avilés, y su variante que emplean los tratantes de ganado en San Juan de Villapañada, en la villa de Grado, y la jerigonza del burón de los guarnicioneros de Fornela, en El Bierzo, y el lenguaje del donjuan de los cesteros de Peñamellera Baja, regada por el río Deva (que en celta quiere decir que es relativo a «los dioses»), y el habla del ergue de los canteros de Ribadesella (convertida en tiempos de los romanos en frontera fijada por el río Sella), y el hablar de los tamargos de Llanes, y también la xíriga de sus tejeros y canteros, y la tixileira con que se entienden los cunqueiros de Sistierna, y la habla mansolea con que se reconoce a los zapateros ambulantes de Pimiango, donde el solitario faro de San Emeterio guía a los pescadores hacia tierra adentro, por la ría. Guiarse por palabras lejanas como las estrellas muertas cuya luz aún nos sigue llegando.»»

(Javier Pérez Andújar)… a quien me atrevo a definir como «Domador de Palabras»

 

 

Equinos…

cavalls-39
Me narraron hace poco una historia sobre un potro…

“El verano pasado nació un potro en la yeguada que poseo. Como sabes, al llegar el verano  subimos a los caballos a altitudes superiores con el fin de que sigan alimentándose con hierba fresca. A puertas del otoño, bajamos a los caballos de nuevo al valle y ahí pasan el invierno.
En esta ocasión, en el regreso al valle, faltaban una yegua y un potro. No aparecieron por mucho que les busqué.
Hacia finales de noviembre, los Forestales, me avisaron de que habían divisado una yegua muerta cerca de unos riscos. Subí siguiendo sus indicaciones y pude comprobar que se trataba de mi equina, pero ni rastro del potro. Busqué durante días y al fin le encontré. Malnutrido, esquelético, más hacia allá que en este mundo… Le bajé y traté, infructuosamente, que alguna de las yeguas que habían parido le adoptara. Finalmente y como recurso absurdo pensé, ponlo con las vacas…ahí pasó el invierno, alimentándose junto a ellas y recuperándose de su malnutrición. Llegó de nuevo la primavera y  los potros pastaron en hierba fresca, crecieron y se hicieron hermosos animales”

Hermosa historia, ¿no?
Pero en las historias siempre hay un final…
Que corra la imaginación-

Simplicidad (II)

spiritusantus-2

 

El hombre nace libre, responsable y sin excusas (Jean-Paul Sartre)

Simplicidad

spiritsantus

 

Resulta tan sencillo…

Vivir.

Razón y razones

concerto

En las discusiones no hay razón si no razones, por ello resulta conveniente atender y entender las razones del otro.
Pretender estar en posesión de la razón, es destruir el diálogo. (ac)

 

Sentir versus pensar

cavalls12R

La gran mayoría de las personas
qué vacía y mal se siente, porque usa
las cosas para deleitar su corazón,
en lugar de usar su corazón para
disfrutar de las cosas.

(Lin An)

 

Animales…

tomando-vermú

 

«Los científicos dicen que estamos hechos de átomos pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias…»

(Eduardo Galeano)

Palabras huérfanas

Boston-(154)-Street
Corrían tiempos difíciles para los diccionarios. Las palabras parecían haber tomado rumbos dispares. No tan sólo recorrían sus páginas entre distinciones de agudas, llanas esdrújulas, según su tilde, o en sustantivos, adjetivos verbos y adverbios, no. Seguían un curso distinto puestas en boca de los hombres.

Así, por ejemplo, compromiso se convirtió en una palabra vacía comúnmente utilizada en foros políticos o económicos. Servicio, vocación, altruismo… y tantas otras, se fueron tornando en palabras tras las que se escondían egoísmos personales de poder, abuso y explotación.

Poco a poco, y sin saber exactamente cuándo, otras fueron quedando huérfanas, aisladas, en peligro de extinción y a punto de desaparecer de los diccionarios y de las bocas de los hombres.

Amabilidad, ternura, comprensión, amor…

Volver a arriba