Archivo de la categoría ‘Estaciones’

El viaje…

 

“No podía presagiar lo que iba a sucederle aún y cuando sabía que genéticamente estaba predestinada a ello. Imaginar que acabaría como sus hermanas era algo que la intranquilizaba.

Un día sucedió. Eran las 11:30h y de pronto se levantó una fuerte ventisca que la hizo zozobrar. Asida fuertemente a su origen intentaba mantenerse en su lugar, ese lugar en que había permanecido durante los últimos seis meses. Todo resultó vano y sin saber cómo, la hoja se desprendió del árbol y ya en el suelo comenzó a desplazarse sin rumbo. En ese instante supo que era el comienzo de un viaje desconocido.” … (El viaje de una hoja)

Edwin Megan (1834-1899)
Nacio en Dundee (Escocia) en el seno de una familia conservadora. En esa época la población de Dundee experimentó un fuerte crecimiento originado por la importancia de la industria textil, fundamentalmente en la manufactura de yute.
Su padre, Joel Megan, fue propietario de una pequeña fábrica manufacturera, lo que permitió proporcionar estudios a sus hijos.
Edwin estudió filosofía en la universidad Saint Andrews, una de las más antiguas de Escocia, sin embargo su verdadera vocación era la escritura.

En el período 1864-1879 publicó diversos ensayos entre los que destaca “Lo que no es la propiedad”, tesis que pretende descalificar la obra de Prouhdon “¿Qué es la propiedad?”, editada en 1840.

Como curiosidad y excepción, en 1874 publicó “El viaje de una hoja”, una narración breve, de apenas 40 páginas, que discurre entre le cuento y la biología aunque hubo quienes quisieron ver una metáfora sobre la caducidad humana.
Sólo se conservan dos ejemplares en la biblioteca de la Universidad St.Andrews.

Adelate, siempre adeante…

 

 

 

 

En la hierba, descalzo, me siento universo.
Sin más, sin menos.

Ya es primavera…

Cuando el
Espíritu
Se desvanece
Aparece
La
Forma.

Heinrich Karl Bukowski (Charles Bukowski)

Noviembre: Hojas

Repassava un poema de Martí i Pol, del recull “Estimada Marta”.
Tot d’un plegat, les gosses s’han apropat bellugant la cua.

“Qualsevol cosa fàcil i senzilla:
passejar, per exemple, o bé llegir en veu alta.
Qualsevol gest que no mogui discòrdia,
qualsevol color nou i tantes fulles
desficioses de vent i de pluja…” (Miquel Martí i Pol)

Els he llegit en veu alta aquest fragment del poema i s’han arraulit a terra, mirant-me fixament, com si en volguessin més.

 

 

 

Noviembre:Hojas

“Esas hojas de colores marrones, caídas en el suelo, despertaron su atención por un instante. Sus ojos recorrieron ese plano y recordó que había nacido en otoño. Hacía mucho tiempo que no tenía recuerdos, tal vez por eso su mirada vacía recobró aquel brillo especial.

Nada de lo que le había sucedido tenía sentido y, sin saber cómo, se encontraba encerrado en esa institución…”

CADUCIDADES: así arranca en relato de Alfredo Armenter, ganador del premio Cerdanya de relatos cortos en su certamen de 2011.

Alfredo Armenter

Nació en Ur,  se encuentra en el departamento de los Pirineos Orientales en Francia, dentro del valle de la Cerdaña. Está situado a una altitud de1206 my cuenta con 310 habitantes, que reciben el gentilicio de urois en francés y urencs en catalán.

Cursó estudios de filología catalana en Perpignan que finalizaron en 2003.

Su clara vocación por la escritura le ha llevado a participar en numerosos concursos literarios, obteniendo algún galardón.

Está última incursión en el terreno del relato, ha supuesto un nuevo enfoque a su trabajo, dejando a un lado sus voluminosas novelas históricas.

 

 

 

Noviembre

Fulles de tardor,

cel amenaçant,

però el dia decideix

respectar l’amor...

 

Haiku

otoño de nuevo, hojas

se cierne el frío en el campo

esparciendo sus transparentes gotas

Otoño, de nuevo…

las hojas bailan
siempre que haya viento
sino, esperan

(Anónimo) En la red siempre hay gentes que escriben cosas increíbles…

Sardinada popular

Wordpress Image Gallery

 

Hi ha llocs al món en què un se sent còmode. Són aquests territoris que s’habiten temporalment i es té la sensació d’haver-hi viscut sempre.
Tot sembla transcórrer de manera natural, sense pressa. La gent és amable i disposada a oferir-te consell o ajuda perquè la teva estada resulti agradable.
Amb l’arribada de l’estiu es despleguen un bon nombre d’activitats lúdiques que es converteixen en un motiu de relació social.

Existen lugares en el mundo en que uno se siente cómodo. Son esos territorios que se habitan temporalmente y se tiene la sensación de haber vivido siempre allí.
Todo parece transcurrir de manera natural, sin prisa. La gente es amable y dispuesta a ofrecerte consejo o ayuda para que tu estancia resulte agradable.
Con la llegada del verano se despliegan un buen número de actividades lúdicas que se convierten en un motivo de relación social.

 

Estaciones (Verano)

La celebración del solsticio de verano, es tan antigua como la misma humanidad. En un principio se creía que el sol no volvería a su esplendor total, pues después de esta fecha, los días era cada vez más cortos. Por esta razón, fogatas y ritos de fuego de toda clase se iniciaban en la víspera del pleno verano, o 20 de junio, para simbolizar el poder del sol y ayudarle a renovar su energía.

En tiempos posteriores se encendían fogatas en las cimas de la montañas, a lo largo de los riachuelos, en la mitad de las calles y al frente de las casas. Se organizaban procesiones con antorchas y se echaban a rodar ruedas ardiendo colinas abajo y a través de los campos.

 

 

Volver a arriba