Archivo de la categoría ‘Tiempo presente’

Pletero y él…

DSCF0225140219

 

“La memoria no guarda películas, guarda fotografías.” Milan Kundera.

 

Miradas

miradas-125

 

El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos caminos
sino en tener nuevos ojos. (Marcel Proust)

Conocí a Pablo Fierro en un reciente viaje a Chile.

Puerto Varas, población situada en la zona de los lagos, 1.000 km al sur de Santiago, en la Patagonia norte.

Por casualidad descubrimos el Museo de Pablo, asentado fuera del núcleo urbano de Puerto Varas. Simplemente nos fascinó contemplar la casona y, por encima de todo, los objetos ubicados en la fachada que ya prometían un viaje extraordinario a su interior.

Así fue.

Pablo nos atendió con una cordialidad extraordinaria, nos contó la génesis de lo que hoy es el museo, nos habló de sus experiencias personales vinculadas a su pintura…

Lo que más me impactó fue su mirada, limpia, transparente, como esa forma de mirar que propone Proust  para el viaje…

Pablo Fierro (ver)

 

 

A Ramón Resino

Ramón-otoño

(Una biografía inventada)

Naciste una primavera en un país lleno de sombras y ya desde tu infancia decidiste vestir con colores ese lúgubre rincón de la memoria. Sí, todos los colores, adornados con perfumes de jazmín. Colores fuertes: rojos, azules, verdes y blancos puros.

Ya desde pequeño te apuntaste a representar ese gran teatro que es la máscara de quienes somos realmente. Fingías, mutabas y transformabas tu epidermis hasta alcanzar ser otro al que otro mira. Así aprendiste a descubrirte a ti mismo y a descubrir la mirada profunda del alma.

Y pusiste tu aprendizaje al servicio de la vida para que otros, como tú, lograran descubrirse a sí mismos y expresar esa mirada del alma.

Me resulta curioso observar que tan sólo transitaste por tres estaciones: la primavera en que naciste, el verano fogoso de tu vida y este otoño aún no acabado en que has decidido marcharte.

Te imagino, allí donde estés, con una enorme sonrisa y diciendo: “El invierno para aquellos que anden congelando su vida y su aliento”


(Tuve oportunidad de conocer a Ramón hace un par de años. Asistí a un Taller que se desarrolló en el ámbito de la Universitat d’Estiu Ramón Llull-Puigcerdà. Conservo la máscara de yeso de mi rostro, de ese rostro del gran teatro de máscaras del “yo”.
Ramón, gracias por haberte cruzado en mi vida.)

Gautama…

pensaaments-de-Gautama

 

Conocí recientemente a una persona. Anduvimos charlando y compartiendo pensamientos.
En un punto de la conversación me dijo:

-Yo ya no ando en el preocuparme, si acaso, cuando es preciso, en el “ocuparme”.
-Tampoco lucho contra el mundo, ya no. Ahora camino en la experiencia de intentar cambiarme a mí mismo para así relacionarme de otra forma con él… Resulta gratificante comprobar que si miras de otra forma vives en otra forma. Parece una perogrullada, pero es así.

Me ofreció té y unas galletas. Así permanecimos en silencio hasta la hora del crepúsculo.
Mientras, los estallidos de violencia seguían produciéndose de cualquier forma y en cualquier lugar del planeta.
Tal vez aún no he aprendido a mirar, me dije…

Ernst Mikalis – Gautama en el siglo XXI (Ediciones Utopía 2013)

 

¡ Basta !

Hay que vigilar a los ministros que no pueden hacer nada sin dinero y a aquellos que quieren hacerlo todo sólo con dinero.

-Indira Gandhi-

 

De alguna forma…

lobest

…todos somos lobos.

ANOTACIONES DE HARRY HALLER:

“Entonces vi sobre la puerta, en el verde parduzco y viejo de la tapia, un espacio tenuemente iluminado, por el que corrían y desaparecían rápidamente letras movibles de colores, volvían a aparecer se esfumaban  También han profanado, pensé, esta vieja y buena tapia para un anuncio luminoso. Entre tanto descifre algunas de las palabras fugitivas, eran difíciles de leer y había que adivinarlas en parte, las letras aparecían con intervalos desiguales, pálidas y borrosas, y desaparecían inmediatamente… Pero ya lo logré, conseguí atrapar varias palabras, una detrás de otras que decían: Teatro Mágico. Entrada no para cualquiera. No para cualquiera. Solo para Locos.” (http://filosofia-letras.blogspot.com.es/2008/07/hermann-hesse-el-lobo-estepario-resumen.html)

(Recupero, de alguna forma, la serie Pintugrafía)

Historias, cuentos y Genios embotellados…

 

genio-en-botella

 

“”Fascinación por las palabras proscritas  por los lenguajes secretos. Por las jergas que cada idioma deja de lado en sus diccionarios como los sindicatos dejaron de lado a los parados. La jerga del barallete que hablan los afiladores de Orense, y el lenguaje del bron de los caldereros de Miranda, en Avilés, y su variante que emplean los tratantes de ganado en San Juan de Villapañada, en la villa de Grado, y la jerigonza del burón de los guarnicioneros de Fornela, en El Bierzo, y el lenguaje del donjuan de los cesteros de Peñamellera Baja, regada por el río Deva (que en celta quiere decir que es relativo a «los dioses»), y el habla del ergue de los canteros de Ribadesella (convertida en tiempos de los romanos en frontera fijada por el río Sella), y el hablar de los tamargos de Llanes, y también la xíriga de sus tejeros y canteros, y la tixileira con que se entienden los cunqueiros de Sistierna, y la habla mansolea con que se reconoce a los zapateros ambulantes de Pimiango, donde el solitario faro de San Emeterio guía a los pescadores hacia tierra adentro, por la ría. Guiarse por palabras lejanas como las estrellas muertas cuya luz aún nos sigue llegando.””

(Javier Pérez Andújar)… a quien me atrevo a definir como “Domador de Palabras”

 

 

Equinos…

cavalls-39
Me narraron hace poco una historia sobre un potro…

“El verano pasado nació un potro en la yeguada que poseo. Como sabes, al llegar el verano  subimos a los caballos a altitudes superiores con el fin de que sigan alimentándose con hierba fresca. A puertas del otoño, bajamos a los caballos de nuevo al valle y ahí pasan el invierno.
En esta ocasión, en el regreso al valle, faltaban una yegua y un potro. No aparecieron por mucho que les busqué.
Hacia finales de noviembre, los Forestales, me avisaron de que habían divisado una yegua muerta cerca de unos riscos. Subí siguiendo sus indicaciones y pude comprobar que se trataba de mi equina, pero ni rastro del potro. Busqué durante días y al fin le encontré. Malnutrido, esquelético, más hacia allá que en este mundo… Le bajé y traté, infructuosamente, que alguna de las yeguas que habían parido le adoptara. Finalmente y como recurso absurdo pensé, ponlo con las vacas…ahí pasó el invierno, alimentándose junto a ellas y recuperándose de su malnutrición. Llegó de nuevo la primavera y  los potros pastaron en hierba fresca, crecieron y se hicieron hermosos animales”

Hermosa historia, ¿no?
Pero en las historias siempre hay un final…
Que corra la imaginación-

Simplicidad

spiritsantus

 

Resulta tan sencillo…

Vivir.

Razón y razones

concerto

En las discusiones no hay razón si no razones, por ello resulta conveniente atender y entender las razones del otro.
Pretender estar en posesión de la razón, es destruir el diálogo. (ac)

 

Volver a arriba