…”tiene una absoluta superioridad el que lo conoce todo por sí mismo,
y también es discreto el que sabe oír los buenos consejos; pero no saber nada por sí mismo y no esculpir en el propio corazón
 las palabras del otro, es ser un hombre absolutamente inútil. “


(Hesíodo  (Los trabajos y los días) – Poeta del siglo V a de C.