b-r46

Una ardilla curiosa preguntó al lago en que saciaba su sed: “¿Por qué las percepciones de lo que sucede, nos sucede, resultan distintas en cada especie o entre sus mismos congéneres?

El lago, después de meditar durante un tiempo respondió: “ Porque, en caso contrario, la vida resultaría tremendamente aburrida, el movimiento y la transformación, en su sentido más amplio, no existiría”…