Dicen que existe un lugar en el mundo cuyo nombre así, en imperativo, viene a significar: sana !!

Dicen también que en él habitan algunos seres distintos, que andan descalzos por los prados, que los días de lluvia salen y extienden los brazos, levantan el rostro y dejan que las húmedas gotas empapen sus cuerpos.

Dicen que se les ve pasear por los bosques abrazando a los árboles y hablando con ellos en perfecta armonía.

Dicen que dejan las llaves bajo el felpudo para que otros seres perdidos puedan entrar y sanar sus almas…