En ocasiones los dioses pintan con azufre los cielos…