Los vientos azotan, el paisaje se torna duro y el carácter de los árboles muestra tiempos de recogimiento.