Un día escribiré.

Para ti, por mí.

 

Y las noches serán deliciosamente largas,

 

y también los días, repletos de palabras,

sujetos, verbos, adjetivos y sustantivos,

en ese intento de expresar el sentimiento.

Absurdo y a la vez necesario,

sin él nada de lo que somos es.

Crecer en el verbo:

 

Amar, sentir, ser…

Ser sujeto uno mismo

y el otro; en el otro.

Un día escribiré.

Para ti, por mí.

(Anónimo s.XXI)